Bon profit - Buen provecho - Good Apetit - Bon Appétit - Buon appetito - Guten Apetit - on egin - eet smakelijk - hyvää ruokahalua - smaklig måltid - bo apetito - kos deg med maten - Καλή σας όρεξη - En Guete - Приятного аппетита - Smacznego - dobrou chuť- Hyvää ruokahalua - Dober tek - Dobrú chuť - mabuting gana- Dobar tek - شهية طيبة - つかむ -

25 diciembre 2014

Canelones de carne

Siempre había preparado los canelones mi madre para Navidad y es que le salen muy buenos, por eso me daba mucho respeto, porque veía que tenían mucho trabajo. Pero éste año me he lanzado a elaborarlos, de una manera un poquito diferente y no ha defraudado.
La receta es de Mireia Carbó, como lo explica tan bien me pareció la mar de sencillo, y así es, si seguimos sus pasos no se hace nada pesado.


Ingredientes:
300 grs. de carne de ternera
250 grs. de carne de cerdo
Una pechuga y un muslo de pollo deshuesado
Dos tomates
Dos cebollas
Dos zanahorias
Un puerro
Un pimiento verde
Dos ajos
100 ml de vino rancio
Una lata de paté de foie
Dos trozos de pan de miga
200 ml. de leche
Aceite, sal y pimienta

Para la bechamel
Un trocito de cebolla bien picada
60 ml. De aceite
60 grs. de harina
3/4 l. De leche
Sal y nuez moscada

Queso rallado para gratinar

Cortamos toda la carne en trozos regulares, ni muy grandes ni muy pequeños, cortamos también las verduras, lo ponemos todo en una bandeja para horno, salpimentamos le añadimos aceite y mezclamos para que se distribuya bien. 


Calentamos el horno a 180° e introducimos la bandeja. Lo horneamos durante media hora y le añadimos el vino rancio, le damos unas vueltas y lo volvemos a introducir en el horno otra media hora más o menos, dándole unas vueltas de vez en cuando para que se quede bien rustida por todos lados.
Lo sacamos del horno y le añadimos el paté de foie y el pan remojado en leche, mezclamos con una cuchara de madera y lo vamos picando por partes para que se quede bien fino. Colocamos la mezcla en una manga grande y reservamos.
Preparamos la bechamel que yo la hago sofriendo un poquito de cebolla en el aceite pero teniendo mucho cuidado que no se dore, haciéndolo a fuego lento, cuando esté transparente le añadimos la harina, dejamos cocer un poco y le vamos añadiendo la leche moviendo con un batidor para que no se hagan grumos, cuando veamos una textura como natillas la apartamos y la cubrimos con papel film.
Hervimos las placas en agua hirviendo, según las instrucciones del fabricante, enfriamos sobre un paño.


Rellenamos las placas ayudándonos de la manga, los cerramos y los vamos colocando en la bandeja del horno que tendremos preparada con un poco de bechamel en la base, acabamos echando el resto de la bechamel y cubrimos con el queso rallado, 
Los horneamos 10 minutos con calor arriba y abajo y los gratinamos 5 minutos.

Cuando los preparo para Navidad los hago con alguna semana de tiempo y los congelo por separado, después los pongo en bolsas al vacio y así no ocupan tanto. Una vez que los quiero utilizar los saco un dia antes y los dejo en la nevera, así tienes trabajo adelantado.












24 diciembre 2014

Sorbete Bellini

Para digerir bien éstas copiosas comidas navideñas, nada mejor que algo fresquito como un sorbete .
Quise llamarlo simplemente Sorbete de melocotón, pero éstos dias he descubierto un coctel que lleva los mismos ingredientes y se llama Bellini, así que así le he dado nombre.


Ingredientes:
Un bote de melocoton en almibar
Un chorrito de zumo de limón
Un poco de cava
Palitos de chocolate

Cortamos los melocotones en trozos, los ponemos en el vaso de la picadora, le añadimos la mitad del líquido del almibar y el zumo de limón,  lo picamos muy fino, bajando lo que haya quedado en los laterales del vaso y volviendo a picar. Lo colocamos en un tuper y lo metemos al congelador una hora, lo sacamos y movemos con un tenedor, ésta operación la debemos hacer tres veces para romper el hielo. También podríamos mantecarlo con la heladera, pero yo no la puse, puesto que tenía el congelador lleno.
Cuando lo vayamos a servir lo sacamos media hora antes a la nevera y así podremos colocarlo en las copas más fácilmente. Lo podemos decorar con un palito de chocolate (mikado), o un barquillo, y añadirle un chorrito de cava brut nature.
Bonprofit!




Piruleta de queso rulo con mermelada de pimiento y semillas

Un aperitivo muy vistoso y rico, unas bolitas de queso envueltas en mermelada y rebozadas con semillas.


Ingredientes:
250 grs. De queso de cabra rulo sin costra exterior
100 grs. de mermelada de pimiento (casera)
Semillas de amapola y de sésamo tostado

Desmenuzamos el queso con un tenedor, vamos formando bolitas de unos 10 grs., pinchamos cada bola con una brocheta y lo reservamos en la nevera.
Si la mermelada es muy densa la diluimos con un poquito de agua, vamos untando cada bola con ella y lo rebozamos con las diferentes semillas, pinchado sobre media manzana o media patata forrada, para mantenerlos de pie y que no se rocen.
Lo guardamos en la nevera para mantenerlo fresco.
Bonprofit!


Txangurro o falso centollo

Me ha sorprendido ésta receta, con elementos sencillos lo bien que se puede quedar. Este txangurro lo he servido con tostadas para que cada uno se sirva a su gusto.


Ingredientes:
4 palitos de surimi (más uno para hacerlo tiritas)
4 anchoas en aceite (que no sean muy saladas)
4 mejillones de lata al natural (si son pequeños el doble)
4 cucharadas de mahonesa

Ponemos todos los ingredientes menos la mahonesa en el vaso de la picadora, lo trituramos bien.
Cortamos el otro palito de surimi en 4 trozos, lo desmigamos y lo añadimos a la mezcla junto con la mahonesa y lo mezclamos hasta que esté bien integrado. Lo colocamos en una cazuelita de barro, aplanándolo bien, lo cubrimos con pan rallado y aceite en spray (si puede ser, sino un chorrito muy fino). Lo gratinamos 3 minutos y servimos con tostadas alrededor para que cada uno se sirva.
Mmmm bonprofit!




22 diciembre 2014

Pandoro 2014


Este año cambio de receta de Pandoro, para ir probando y ver si me satisface, pero la del año pasado colmó mis deseos puesto que salió estupendo.
El Pandoro no es difícil de preparar, pero eso sí, tiene un proceso largo que puede durar dos dias porque tiene muchos reposos.



Ingredientes:

La biga:
65 grs. de harina de fuerza
40 ml. de agua
6 grs. de levadura liofilizada
10 grs. de azúcar

La primera masa:
La biga
25 grs. de azúcar
un huevo M
120 grs. de harina de fuerza
15 grs de mantequilla blanda
1 grs. de levadura liofilizada

La masa final
Toda la primera masa
3 huevos M
240 grs. de harina de fuerza
120 grs. de azúcar
10 grs. de miel
una cucharadita de pasta de naranja
una pizca de sal
165 grs. de mantequilla fria

Azúcar glaseada para decorar.


Empezamos la noche anterior preparando la biga. En un cuenco ponemos el agua y la levadura para disolverla bien. Añadimos la harina y el azúcar, lo mezclamos todo hasta que quede una masa (trabajando lo justo ). Lo tapamos con film y lo guardamos en la nevera.
Al dia siguiente preparamos la primera masa. En el cuenco de la amasadora echamos la biga, añadimos el huevo, el azúcar, la levadura y la harina. Amasamos con el gancho hasta que se forme una masa tersa, añadimos la mantequilla, seguimos amasando 10 minutos a baja velocidad hasta verla tersa y elástica. Formamos una bola dejándola en el cuenco cubierta con film hasta que haya duplicado su volúmen. Dependiendo de la temperatura puede durar más o menos, alrededor de un par de horas.
Para preparar la masa final empezamos desgasificando la primera masa, la ponemos en el cuenco de la amasadora, añadimos un huevo y la mitad de la harina, amasamos con el gancho hasta que esté todo integrado. Añadimos el otro huevo junto con el resto de la harina, volvemos a amasar hasta verla tersa.
le añadimos el azúcar, la sal, la miel, la pasta de naranja y el huevo restante, lo amasamos hasta verla tersa y suave. Si vemos que está muy tierna la podemos dejar  minutos en reposo y volvemos a amasar, lo podemos hacer varias veces, así conseguiremos que no se pegue demasiado, más o menos puede durar una media hora.
Ahora sacamos la masa del cuenco y la estiramos sobre la encimera enharinada, le damos una forma rectangular. Si al estirarla vemos que se enconje, la podemos dejar reposar un poco más.
Sacamos la mantequilla de la nevera, la espolvoreamos con harina y la estiramos con el rodillo hasta dejarla de un grosor de medio cm. La colocamos encima del rectánguro de la masa y lo encerramos como si fuera un libro, es decir, colocamos la mantequilla sobre la mitad y la otra mitad de masa la ponemos encima, lo cerramos bien por todos lados y estiramos con el rodillo.
Volvemos a plegar la masa como si dividieras una hoja por la mitad y a su vez ésta mitad de la derecha la llevas hacia el centro, hacer lo mismo con el lado izquierdo hacia el centro y a su vez ésta parte sobre la de la derecha, lo tapamos con film y lo guardamos 20 minutos en la nevera.
Después del tiempo lo sacamos y colocamos la masa con el doblado en la izquierda (como si fuese el lomo de un libro). Volvemos a darle los mismos pliegues, cuidando que no se pegue en la encimera, para eso espolvorearemos de harina, volvemos a guardar en la nevera otros 20 minutos y efectuando otra nueva fase igual, así serán 3 veces de plegados.
En la última fase de plegado la bolearemos un poco y la colocaremos sobre el molde que lo habremos untado con mantequilla y espolvoreado de azúcar, colocamos la bola con el lado liso en la base.


Dejamos reposar hasta que llegue al borde.
En éste punto se me hizo tarde y lo dejé en la nevera toda la noche, así que a la mañana siguiente lo saqué y dejé templar y levar hasta que subió la masa hasta el borde.
Calentamos el horno a 180º, introducimos el molde en la parte baja con la rejilla, lo dejamos 15 minutos, después bajamos la temperatura a 160º durante 30 minutos.
Sacamos el molde del horno, lo dejamos reposar 10 minutos, lo volcamos sobre una rejilla. Es posible que se haya enganchado un poco pero si le damos unos golpecitos suaves por los lados se desprenderá facilmente.
Cuando se haya enfriado se espolvorea de azúcar glaseada.

Fuente: Sugartremens con mis variaciones.




21 diciembre 2014

Cuernitos craquelados

Las galletas craqueladas de almendra o galletas marroquíes como las llamé y que publiqué aquí ya las conocemos, pero he preparado una variación para hacer unos cuernitos craquelados. He reducido azúcar y las he dejado cocer un poco más para que quedasen más crujientes.



Ingredientes:
300 g de almendra cruda molida
2 huevos medianos
150 g de azúcar
dos sobrecitos de azúcar vainillada
1 cucharadita de levadura de pastelería
70 g de harina
1 cucharada sopera de agua de azahar
Azúcar glass para rebozar

Como son muy rápidas de preparar se va calentando el horno a 180º.
Mezclar los ingredientes secos, la almendra con el azúcar, la levadura y la harina, con una cuchara .
Se añaden los huevos batidos y el agua de azahar. Mezclar todo muy bien hasta formar una masa suave. Ir haciendo bolas del tamaño de nueces, y después le damos forma de cuerno, se rebozan con el azúcar glas y se van colocando un poco separadas en la bandeja del horno forrada con papel de hornear.
Hornear unos 20 minutos hasta verlas un poquito doradas y se van agrietando.

19 diciembre 2014

Cantuccini de almendra, pasas y mojito

Cada año me gusta variar en los ingredientes de éstas galletas que nos gustan tanto. El cantuccini queda crujiente y admite todo lo que quieras ponerle, éste año le he puesto unas almendras y pasas hidratadas con moscatel.
Los ingredientes los podéis ver aquí solamente que variaremos los frutos secos


Ingredientes:

40 grs de almendras peladas
50 grs de mantequilla
70 grs de azúcar en polvo
un sobrecito de azúcar vainillado
un huevo
una cucharadita de pasta de mojito
150 grs de harina
3/4 partes de una cucharadita de levadura Royal
una pizca de sal


Ponemos a hidratar las pasas con un chorrito de moscatel.
Encendemos el horno a 180º.
En un bol batimos la mantequilla pomada con el azúcar hasta que esté cremoso. Añadir el huevo, la cucharadita de pasta de mojito, mezclar bien.
En otro bol tamizamos la harina junto con la sal y la levadura química. Verter sobre la mezcla de huevos y mezclar bien. Echar las almendras y las pasas. Ésta es una masa pastosa que debemos trabajar poco.
Echamos sobre una superficie enharinada, separamos la masa en dos partes iguales, formamos barras delgadas y anchas. Ponemos sobre papel de hornear. Si vemos que es una pasta demasiado pegajosa le podemos echar un poco de harina para que no se pegue a las manos, no más, yo lo pongo sobre un papel de hornear y le voy dando vueltas hasta realizar el rulo y aplanarlo. Deben quedar lo suficientemente separadas unas de otras.
Introducir en el horno precalentado durante unos 20 minutos o más, hasta que quede ligeramente dorado. Retiramos del horno y lo pasamos a una rejilla. Dejamos enfriar unos minutos.
Sobre una mesa o tabla, cortar en piezas de unos 2 centímetros y volvemos a poner en la bandeja de horno durante otros 20-25 minutos a la misma temperatura, girándolos pasados 10 minutos. Yo los he dejado en el horno apagado y se han acabado de dorar.

17 noviembre 2014

Coca de patata con vainilla y perlas de chocolate

En vista de que volaron los bollitos anteriores, decidí preparar una coca grande para el desayuno.
Esta vez he puesto mantequilla en vez de manteca, le he aumentado un poco el dulce y le he añadido esencia de vainilla. También he alargado los reposos y han sido dos de una hora y media en lugar templado y otra hora ya formada la coca en el molde rectangular. Las perlas de chocolate se me ocurrieron al final y por eso las puse encima, pero se podrían integrar en la masa antes del último reposo.


Ingredientes:
2 huevos
80 grs. de azúcar
10 grs. de levadura liofilizada o 30 grs. fresca
50 ml. de leche
100 grs. de mantequilla
100 grs. de patata hervida
300 grs. de harina de fuerza
Una pizca de sal
Una cucharada de esencia de vainilla

Tal como indiqué en la receta anterior preparamos los ingredientes, primero hervimos la patata, pesamos la cantidad requerida una vez cocida, pelada y chafada, reservamos. Tamizamos la harina con la sal. Templamos la leche y deshacemos en ella la levadura.
Introducimos en el cuenco de la amasadora los huevos, el azucar, la patata mezclada con la levadura y la leche, comenzamos a mezclar con el gancho, vamos añadiendo la harina, una vez este formada la masa, vamos incorporando trocitos de mantequilla y la vainilla, dejamos amasando durante 10 minutos, parando la máquina para bajar lo que se haya pegado en las paredes del vaso, una vez formada una masa fina y que ya no se enganche en el vaso, ésto puede durar más o menos, alrededor de 20 minutos, la retiramos a un cuenco y la dejamos reposar entre una hora y mendia o 2 horas, hasta que haya doblado el volúmen. Desgasificamos, boleamos y la dejamos reposar otra hora y media .
Forramos una bandeja rectangular con papel de horno colocando encima la masa estirada, le puse las perlas de chocolate y lo dejé reposar una hora más hasta ver que ha aumentado la masa.
Calentamos el horno a 200° e introducimos la masa bajando la temperatura a 180° con calor por abajo durante 25 minutos, apagamos y lo dejamos reposar dentro del horno 5 minutos más.
Lo dejamos enfriar sobre una rejilla y espolvoreamos con azúcar glas.
Como podéis comprobar ha salido mucho más esponjoso que los bollitos anteriores, así que vale la pena darle sus tres levados.

16 noviembre 2014

cocas de patata

Me encantan los bollos tiernos, ligeros y suaves, por eso me llamó la atención éstos que son típicos de Menorca, se elaboran con patata cocida y manteca de cerdo. El proceso es muy largo con dos reposos de 2 horas y otra hora más ya formados, hay quien los deja toda la noche en el frigo y así adelantar trabajo para el dia siguiente.
Yo preparé la masa, que costó bastante en ligarla y que se separara de las paredes del cuenco (como recomiendan), una vez preparada también le costó doblar en la fermentación más de dos horas, como ya era tarde formé los bollos directamente y los dejé fermentar dentro del horno templado pero apagado.
Así que es una receta a repetir, añadiéndole algún aroma también y con todos sus levados correspondientes, eso sí, empezaré por la noche para dejarla en el frigo y así tener todo el dia siguiente de tiempo para acabarla.
De todas maneras con el proceso que yo hice salieron estupendos, no tan suaves como los bollitos Bilbao o los Nieve pero ricos de verdad.




Ingredientes:
2 huevos
70 grs. de azúcar
7 grs. de levadura liofilizada o 20 si es fresca
100 grs. de manteca de cerdo
100 grs de patata hervida
300 grs. de harina de fuerza
una pizca de sal

Comenzamos cociendo una patata mediana (yo lo hice con la piel), una vez cocida, la pelamos, pesamos los cien gramos y la chafamos muy bien, reservamos. Deshacemos la levadura en un poquito de agua o leche. Tamizamos la harina junto con la pizca de sal.
Colocamos los huevos y el azúcar en el cuenco de la amasadora, mezclamos y añadimos la manteca tierna, la patata chafada y la levadura, seguimos mezclando con el gancho de amasar y vamos añadiendo la harina.
Amasamos durante 10 minutos, si vemos que le cuesta formarse una masa suave y consistente, le vamos dando reposos de 5 minutos y mezclando un minuto. Cuando veamos que se desprende de las paredes, la boleamos un poco y dejamos reposar tapada con film durante un par de horas, más o menos, hemos de ver que ha doblado en volúmen.
Desgasificamos, dividimos la masa en bolas de 50 grs. boleamos y dejamos reposar en la bandeja del horno muy espaciadas porque crecen bastante, el reposo puede durar una hora y media aproximadamente.
Calentamos el horno a 200º . Introducimos la bandeja, bajamos a 180º dejando cocer durante 20 minutos, cuando veamos que se empiezan a dorar por encima, le damos la vuelta a la bandeja dejando cocer 5 minutos más y apagamos el horno para que se acaben de dorar.
Los reservamos sobre una rejilla, dejando enfriar, una vez frios los espolvoreamos con azúcar glas.

10 noviembre 2014

Rosquillas de candil al aroma de anis

Tenía ganas de unas rosquillas para merendar pero no quería pasarme toda la tarde liada, así que me acordé del candil para prepararlas sin mucho esfuerzo. En ésta otra receta que tengo las hice con sabor a naranja y aqui le he añadido anis y extracto de vainilla casero. Esta vez he hecho la mitad de la receta anterior y además he modificado algunos ingredientes, tal como comentaba allí.



Ingredientes:
2 huevos
2 cucharadas de azúcar
80 ml. de leche
50 ml. de aceite de oliva virgen extra
30 ml. de anis
Una cucharada de extracto de vainilla casero
175 grs. de harina
Medio sobre de levadura
Una pizca de sal
Aceite de girasol para freir
Azúcar para rebozarlas


Tamizamos la harina con la levadura y la pizca de sal, reservamos.
Ponemos los huevos y el azúcar en la batidora con las barillas, batimos unos minutos a velocidad media hasta ver que se ha vuelto más blanquecina, bajamos la velocidad y vamos añadiendo el aceite y el anis, cuando se ha integrado todo le vamos añadiendo alternativamente la harina y la leche junto con el extracto de vainilla, seguimos mezclando suavemente y ya tendremos la masa hecha.
Ha de quedar una mezcla bastante suelta, no es una masa.
Calentamos el aceite de girasol en un cazo hondo que quepa el candil (el mio es doble), lo introducimos dentro para que se vaya calentando. Cuando esté caliente le ponemos unas cucharadas en el candil lo introducimos en el aceite caliente y la rosquilla se desprenderá fácilmente si se ha calentado lo suficiente, si no es así, se deja un poco más antes de comezar a freir. Una vez fritas las rebocé en azúcar solamente.
Con ésta receta me ha salido un buen plato de rosquillas, si queréis hacer más se puede doblar las cantidades. 
Han quedado muy suaves y con un delicioso sabor, por un lado a anis y también se nota la vainilla de fondo.










01 noviembre 2014

Espirales con meleta de calabaza

Este año le han dado calabazas a mi madre y se ha empeñado en preparar la meleta o mermelada para poder disponer de ella cuando hagamos rellenos. Como estuve repasando el libro de Xavier Barriga sobre Brioxeria me llamó la atención éstos bollos en espiral, son diferentes de los que he preparado otras veces. Se pueden rellenar con lo que más nos guste, cabello de ángel, mermelada, crema pastelera, nocilla y muchas cosas más, pero yo lo he hecho de calabaza que estamos en temporada.


Ingredientes:
500 grs. de harina de fuerza
10 grs. de sal
100 grs. de azúcar
150 grs. de huevo (3 )
100 grs. de mantequilla
110 ml. de agua
Una cucharada de esencia de limón, naranja, ron (a gusto de cada cual)
40 grs. de levadura fresca o 15 grs. de liofilizada
Meleta o mermelada
Un huevo con una pizca de sal para pintar

Colocamos todos los ingredientes en la amasadora con el gancho, menos la mantequilla que la reservaremos cortada en trocitos en la nevera y la levadura que la disolveremos en un poco de agua y la añadiremos en el último momento, cuando la masa ya esté casi lista.
Cuando la mezcla ya esté hecha una masa vamos añadiendo los trocitos de mantequilla, seguimos amasando a velocidad 2 hasta que no se vean los trocitos de mantequilla. Seguimos amasando y dándole reposos de 5 minutos para que se desarrolle bien el gluten, así iremos viendo que la masa se vuelve más tierna y elástica, cuando se desprenda de las paredes del cuenco será el momento de añadir la levadura que tendremos disuelta en un poquito de agua, seguimos amasando unos minutos más hasta ver que vuelve a desprenderse del cuenco. 
Sacamos la masa formamos una bola, la tapamos con film y guardamos en la nevera durante una hora.
Ponemos la masa en la encimera y la dividimos en porciones de 60 grs. más o menos, boleamos y las colocamos en una placa para reservarlas en la nevera durante media hora.

Ahora vamos a formar los bollos y veréis que es muy sencillo. Estiramos la bola a lo largo de forma ovalada, colocamos una cucharadita de mermelada en una punta y le practicamos unos cortes a lo largo como veis en la fotografía.


Vamos enrollando para que quede la mermelada dentro.


Los vamos poniendo en la placa de horno. Los pintamos con huevo que habremos batido con un poco de sal, dejándolos reposar durante una hora o hora y media, hasta ver que han doblado de volumen.


Calentamos el horno a 220°, volvemos a pintar con huevo e introducimos la bandeja en el horno durante 10 minutos, hasta verlos dorados.
Una vez fríos los podemos espolvorear de azúcar glas.








27 octubre 2014

Galletas con tres pimientos

Una tapita con mucho colorido y facil de realizar, solamente necesitas preparar la masa de las galletas y asar los pimientos con antelación, y así a la hora de servir es montarlo y ya está.



Ingredientes:
Un pimiento de cada color, rojo, amarillo y verde
Ajo picado, sal y aceite de oliva virgen extra
250 grs. de harina
120 grs. de mantequilla fria
Una yema
Un poco de agua
1/2 cucharadita de cúrcuma (no la puse)
Una cucharadita de pimienta molida

El dia anterior preparamos los pimientos, asándolos en el horno durante media hora, los dejamos que se enfrien y los pelamos y cortamos en tiras. Picamos pequeñito los ajos lo añadimos a los pimientos junto con la sal y el aceite, lo mezclamos un poco y lo reservamos en la nevera.
Preparamos la masa de las galletas mezclando la harina con la pimienta y la cúrcuma (si le ponemos), añadimos la mantequilla bien fria en trocitos y la frotamos con la harina, así se formará una arena, añadimos la yemA de huevo y dejamos que la amasadora lo acabe de integrar, añadiéndole un poquito de agua para que resulte una masa consistente, depende de la harina que admita más o menos, pero realmente es muy poca. He de comentar que yo no le puse agua sino la mitad de la clara y quedó muy bien. Formamos una bola y la reservamos en la nevera durante una hora más o menos.
Sacamos la masa de la nevera y la estiramos con el rodillo que quede bien fina, con un cortador redondo de unos 8 cm. vamos formando las galletas, las colocamos en una placa de horno.
Horneamos a 180º durante 20 minutos, han de quedar bien doradas.
Para presentar la tapa ponemos tiras enrolladas alrededor de la galleta, alternando los colores y colocándole en el centro una oliva, también se podría poner una anchoa y quedaría ya de lujo, así lo haré la próxima vez.




26 octubre 2014

Cortar cebolla sin llorar

Siempre es un engorro ponerse a picar cebolla, sobre todo si haces cantidad, porque la cebolla desprende unas sustancias químicas que se extienden por el aire y al tener contacto con el ojo se convierte en ácido sulfúrico, irritandolo y produciendo más lágrimas como defensa para diluir y limpiarlo.
Así Acabamos llorando como una Magdalena.
Pero después de haber probado éste truco se acabó, ya no vuelvo a derramar una lágrima más.

El truco consiste simplemente en colocar una vela encendida al lado, veréis como funciona .




23 octubre 2014

Arroz caldoso con calamares y garbanzos


Hoy es jueves y toca arroz, pero me apetecia un arroz caldoso con mucho fundamento y rico rico (como diría Arguiñano), así que cojí unos langostinos y calamares, todo fresco del mercado y también compré unos pocos garbanzos, porque solo somos dos a comer. Pero el secreto de Xesco Bueno una picada de ajo, perejil y limón para darle frescor al plato, diría frescor y sabor cítrico, quedó muy original.




Ingredientes (2 personas)
2 calamares
6 langostinos
200 grs. de garbanzos cocidos
120 grs. de arroz 
Una cebolla pequeña
2 dientes de ajo
750 ml. de fumet de pescado
Azafrán tostado
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Picada:
Ajo
Perejil
Zumo de medio limón


En una cazuela honda doramos la cebolla troceada muy pequeña, cuando esté transparente añadimos los ajos picados, rehogamos un poco, añadimos el calamar que tendremos limpio y cortado en rodajas, seguimos rehogando 5 minutos más, le añadimos el arroz dándole vueltas con una cuchara de madera para que vaya absorviendo los sabores del sofrito, añadimos un poco de azafrán tostado.
Calentamos el fumet, cuando hierva lo echamos sobre la cazuela dejando cocer 12 minutos, rectificamos de sal y le añadimos los langostinos y los garbanzos, para acabar de cocer 3 o 4 minutos más. Apagamos el fuego y lo dejamos reposar 5 minutos.
Preparamos la picada en el mortero machacando el ajo y el perejil, le añadimos el zumo de medio limón, lo mezclamos todo para que emulsione un poco.
Servimos el arroz con un poco de picada por encima.
Delicioso 
Bon profit.



22 octubre 2014

Estonian Kringle

Al ver ésta rosca en un blog francés me quedé prendada, con esas láminas bien delimitadas y crujientes, aunque es más bien un briox.  Con el relleno de canela y nueces no necesito ambientador en casa, pues queda toda la casa con aroma excelente.
Es una receta muy fácil de hacer y mucho más si se dispone de robot amasador, él lo hace todo y solamente un poco de boleado a mano para darle forma, lo demás es reposo y horneado.



Ingredientes:
300 grs de harina (150 fuerza y 150 normal)
120 ml. de leche templada
una cucharadita de azúcar glas
un huevo
30 grs. de mantequilla
10 grs. de levadura liofilizada
un pellizco de sal

Para el relleno
40 grs. de mantequilla
4 cucharadas de azúcar
2 cucharaditas de canela en polvo
Un puñado de nueces picadas

Azúcar glas para espolvorearla


Templamos la leche con el azúcar y disolvemos la levadura en ella, dejamos reposar 10 minutos.
En el cuenco de la amasadora ponemos la harina, la sal y la mantequilla a temperatura ambiente, cortada en cubitos. Con la pala vamos mezclandolo todo hasta ver que la harina ha absorvido toda la mantequilla.
Añadimos la mezcla de leche y el huevo, con la misma pala se irá mezclando todo, quedará una masa muy densa, entonces cambiamos al gancho, seguimos amasando durante 5 minutos, lo sacamos y sobre la encimera le damos un poco de amasado manual y boleamos, lo dejamos reposar en un cuenco tapado entre una hora y hora y media.
Habrá crecido bastante, en ese punto desgasificamos, le damos forma de rectángulo bien extendido, más o menos 30x40 .
Preparamos el relleno con la mantequilla derretida, la canela y el azúcar, lo mezclamos y extendemos sobre la masa, esparcimos nueces picadas y enrollamos, cortamos el rollo por la mitad a lo largo sin llegar al final y vamos formando una trenza con la abertura de los pliegues hacia arriba.
Formamos una corona uniendo las dos puntas, lo dejamos reposar mientras se calienta el horno a 200º, durante media hora.
Horneamos a 180º durante 25 minutos, primero con calor por abajo y durante los 5 últimos minutos si vemos que no está dorado, calor por arriba también .
Una vez fuera del horno espolvoreamos con azúcar glas.

Si queréis ver el proceso aqui

16 octubre 2014

Tabulé con manzana

Una ensalada refrescante para disfrutarla antes que vengan los frios y húmedos dias de otoño. 
Hoy tenía pensado preparar pulpo a feira con unas patatas y para completarlo he escojido éste Tabulé tan ligero y completo a su vez.



Ingredientes:
200 grs de semola de cuscus
Agua, sal aceite y una cucharada de mantequilla

Un trozo de pimiento verde
Media cebolleta tierna
Un tomate rojo grande (sin semillas)
Una manzana Royal gala
Unas hojas de menta
Aceite, vinagre, sal y pimienta

Preparamos la sémola como indique el fabricante, la dejamos enfriar y reservamos en la nevera.
Cortamos en trocitos pequeños el pimiento, la cebolleta y al tomate le quitamos las semillas interiores pero dejamos la piel y también lo cortamos, a la manzana le dejamos la piel y la dejamos del mismo tamaño que las verduras, lo reservamos.
Preparamos la vinagreta en una fuente grande, echamos un poco de sal, pimienta, 3 partes de aceite y una de vinagre (depende del gusto de cada cual), lo mezclamos muy bien batiendo un poco.
Le incorporamos a la fuente las verduras y le vamos dando vueltas para que se vaya impregnando de la vinagreta, añadimos el cuscus en 3 veces para que se mezcle bien.
En el último momento cortamos muy pequeña la menta y la añadimos a la ensalada dándole unas vueltas.
Lo podemos servir ayudándonos de un aro y decorándolo con unos gajos muy finos de manzana.


15 octubre 2014

Kugelhopf Alsaciano con sabor mediterráneo


El Kugelhopf es una especialidad tradicional de la zona central de Europa, existen muchas variantes el Gugelhupf es de Alemania en Chequia le llaman Bábovka y en la zona de Alsacia en Francia se le denomina Kugelhopf que es en el que me he basado. Se hornea en un molde especial de cerámica con chimenea central para que se cueza en el interior. Si no se dispone de el podemos utilizar uno de silicona o de metal, pero se cocerá más rápido y vigilaremos para que no se queme.
Podríamos decir que está entre un brioche y un bizcocho, o que como se come por Navidad tiene un parecido con el Pandoro o el Panetone italiano.
El original lleva pasas hidratadas en ron, pero como no nos gusta lo cambié por unas cucharadas de agua de azahar para hacerlo con sabor mediterráneo .



Ingredientes:
500 grs. de harina
125 grs de mantequilla
200 ml de leche
3 huevos
25 grs de levadura fresca o 10 grs de liofilizada (polvo)
100 grs de azúcar
pizca de sal
3 cucharadas de agua de azahar
almendras (con piel, yo las puse peladas porque no tenía)

En un vasito templamos un poco de leche y disolvemos la levadura, lo dejamos 10 minutos que fermente.
En el cuenco de la amasadora ponemos la harina, el azúcar, los huevos, la pizaca de sal y la leche. Ponemos el gancho y amasamos hasta que esté todo integrado, vamos añadiendo la mantequilla en trozos, añadimos la levadura y el agua de azahar, continuamos amasando hasta que la masa se desprenda de las paredes del cuenco, si pusiésemos pasas éste es el momento de hacerlo, le damos forma de bola y lo dejamos reposar entre una hora y dos.
Preparamos el molde untándolo muy bien con mantequilla por todos lados, colocamos las almendras en los surcos, podemos poner una o dos en cada uno.
Cuando ha levado y ha aumentado el doble, sacamos la masa con cuidado, la boleamos y le hacemos un agujero central con cuidado de no manejarla mucho para que no pierda gas, la ponemos en el molde y dejamos que crezca durante un par de horas, si queremos acelerar el proceso lo podemos poner en horno templado a 50º y apagado.
Una vez haya fermentado la masa calentamos el horno a 200º durante 10 minutos, metemos el molde y horneamos durante media hora con calor solo por abajo, así no se dora tanto por arriba.  Pinchamos con una brocheta y si sale limpia ya estará listo. Si el molde fuese de cerámica alargaríamos el tiempo a 45 min.
Sacamos el molde del horno, lo dejamos enfriar 5 minutos, le damos la vuelta y desmoldamos dándole un par de golpecitos por los lados.

Este es el pequeño, lo hemos probado y nos da la sensación que a lo que más se parece es a un Pandoro, con una tacita de chocolate sería estupendo.


He de hacer un par de comentarios y es que al añadirle más líquido por el agua de azahar, me quedó una masa muy tierna, así que la próxima vez reduciré la cantidad de leche.  Al no tener el molde original, tuve que dividir la masa en otro molde más pequeño por miedo a que se saliera al hornearse, pero después vi que podía haber puesto toda la masa en uno.
Si queréis ver el procedimiento hay un video de Albarock en francés que lo explica muy bien.

13 septiembre 2014

Coca de vidre o crujiente

Con la masa de pizza que suelo hacer cada semana, se puede preparar una coca crujiente en un momento, eso si, se ha de estirar muy bien para que quede lo más fina posible.


Ingredientes:
Masa
400 grs. de harina
250 grs. de cerveza
50 grs.  de aceite
5 grs. de levadura liofilizada
10 grs. de sal

Aceite para untar
Azúcar
Una copita de ron, anís o moscatel

Esta receta la suelo preparar en la Thermomix en un par de minutos está hecha, simplemente poniendo los líquidos durante un minuto a 40º velocidad 1, abrimos y añadimos la harina, levadura y sal y otro minuto velocidad espiga sin temperatura. Sacamos la masa la amasamos un poco con las manos y dejamos reposar entre media y una hora, pero como a mi me gusta la masa muy fina casi no hace falta reposo.

Para prepararla de forma tradicional es simplemente mezclarlo todo, amasar con las manos hasta ver una masa homogénea y lisa, la dejamos reposar y la tenemos lista.

De ésta cantidad salen 16 cocas pequeñas, si no queréis tantas, las podéis congelar.
Cada bola la estiro con el palo, se puede dar forma alargada o circular, la unto con un chorrito de aceite de oliva virgen extra suave y le echo bastante azúcar por encima. En cada bandeja caben 4 individuales, también se pueden hacer cuatro grandes.
Introducimos las cocas en horno ya calentado a 200° con calor arriba y abajo durante 15 minutos, han de quedar tostadas, pero no perderlas de vista porque se pueden quemar en un momento.
Rápidamente las sacamos del horno y le echamos un chorrito de ron, anis o moscatel (lo que más nos guste, o tengamos en la despensa) por encima, veremos que al contacto con el azúcar caliente se pone a hervir, ésto es lo que dará la consistencia de vidrio o crujiente.
El resultado es que no puedes dejar de pellizcar y comer, por eso aunque creáis que son muchas, no dudéis en prepararlas y veréis como no dejan ni las migajas.





10 septiembre 2014

Rosconetes de nudo

Ya se acercan las fiestas de San Miguel en el pueblo y supongo que ya estarán preparando canastas de pastas para consumirlas con familiares y amigos, acompañadas de copitas de anis o moscatel.
Este año he preparado los Rosconetes duros o de nudo que junto con los Almendrados, los Rellenos ,  las Rosquillas o los Mantecados son los más solicitados.



Ingredientes:
150 ml.  de aguardiente
150 ml. de aceite
150 grs. de azúcar
500 grs. más o menos de harina
Un huevo para glasear

Calentamos el horno a 200° con calor arriba y abajo.
Mezclamos en un cuenco el aguardiente con el azúcar, le damos unas cuantas vueltas con una espátula de madera hasta ver que se ha disuelto el azúcar, añadimos el aceite y vamos incorporando la harina, amasamos hasta formar una masa brillante y elástica.
Cojemos un trozo de masa, formamos un churro hacemos un nudo, cortamos dejando un trocito de pata, le podemos hacer unas marcas en la punta o no, eso va a gustos. Untamos con huevo batido.
Introducimos la bandeja con las piezas y horneamos durante 10 minutos con calor por abajo, bajamos la potencia a 180° y con aire lo dejamos 10 minutos más. 
Han de quedar dorados para que se cuezan por dentro y queden crujientes al morder.





31 agosto 2014

Crespillos de borrajas

Este año hemos tenido un verano fresquito porque se han hecho unas matas de borrajas inmensas, de donde saqué las hojas para hacer éstos crespillos, me explicó quien me las dió que pesaba una sola mata 6 kilos y seguía siendo tierna. Sabemos que las borrajas son una verdura muy suave, a pesar de que cuando están frescas pinchan mucho. 
Quién iba a decir que de ésta verdura pudiese salir un postre tan rico como éste.


Ingredientes:
20 Hojas tiernas del corazón de la borraja
Un huevo
100 ml. de leche
50 grs. de azúcar
2 grs. de levadura o impulsor
Pizca de sal
40 grs. de ron Elixir de Bacardí (o anis)
125 grs. de harina
Aceite oliva virgen extra DO Bajo Aragón para freir
Azúcar para rebozar

Limpiamos muy bien las hojas de las borrajas, las secamos y dejamos al fresco para que se mantengan firmes.
Mezclamos la harina con la levadura y la pizca de sal, la tamizamos y reservamos.
En un cuenco batimos el huevo con el azúcar, añadimos la leche y el ron Elixir, lo mezclamos muy bien hasta ver que se ha deshecho el azúcar, añadimos la mezcla de harina moviendo con un batidor para que no queden grumos. Lo reservamos en la nevera tapado con film hasta que vayamos a freirlos.
Ponemos una sartén honda y un poco grande con aceite en el fuego. Vamos untando cada hoja con la mezcla que hemos preparado dejando que se escurra un poco y echándola en la sartén, se frie durante un par de minutos, le damos la vuelta y las ponemos sobre papel absorvente para que deje todo el aceite sobrante, no es una masa que absorva mucho aceite, así que no queda muy grasienta.
Espolvoreamos con azúcar sola o añadiéndole canela, eso va a gustos.
Quedan muy crujientes recién hechos y con un sabor a ron impresionante.


24 agosto 2014

Pizza frutal

Desde que la vi me llamó la atención, una forma muy original de comer fruta diferente, queda ideal para postre o una merienda. No tiene ningún secreto, pero el parecido con la pizza le da su gracia a la presentación.


Ingredientes:
Una rodaja de sandia de la parte del medio que es más grande
Un plátano
Un melocotón
Una manzana de piel roja
Un kiwi
Unos granos de uva, o fresas, o cerezas (lo que tengamos a mano)
Chocolate blanco para rallarlo


Disponemos la rodaja de sandía en una bandeja o plato grande, le damos los cortes para dividirla como si fuese la pizza, así es más facil de servir. 
Cortamos las frutas, la manzana, el kiwi y el plátano, en rodajas muy finas. El melocotón en trocitos, y la uva la limpiamos.
Vamos incorporando por encima de una forma ordenada primero el melocotón por toda la base, el kiwi alrededor, las rodajas de manzana formando un círculo, el plátano por todo alrededor junto con la uva. Una vez lo hemos distribuido todo, le pusi un palillo sobre cada trozo de manzana que atravesase cada ración de sandía también, así no se desmoronaba al servirlo. 
Rallamos el chocolate blanco por encima y se reserva en la nevera para que se mantenga fresco.
Un postre diferente para sorprender a los invitados.




23 agosto 2014

Cogollos con picadillo y langostinos

Un plato muy fresco para dar entrada a una comida de fiesta.


Ingredientes:
6 cogollos de Tudela
Un trozo de pimiento rojo
Medio pimiento verde
Una cebolleta tierna
12 langostinos
12 tomates cherry
Aceite de oliva virgen extra suave
Vinagre

Picamos muy pequeño la cebolleta y los pimientos, lo colocamos en un cuenco y lo aliñamos con sal, aceite y vinagre, lo reservamos en la nevera.
Limpiamos los cogollos, sacándole las hojas externas que estén más feas, lo lavamos, secamos y los partimos por la mitad.
Limpiamos los langostinos, desechando las cabezas que nos pueden servir para preparar un fondo de marisco en otro plato, o las congelamos, pelamos las colas y las reservamos en la nevera.
Los tomatitos cherry si tienen el rabito queda más decorativo, le damos un corte en cruz por la base para que se separe un poco la piel, los ponemos en una sartén y los rehogamos un poco, reservamos.
Rehogamos un poco los langostinos, con un par de minutos será suficiente.
Montamos el plato disponiendo los cogollos, les ponemos encima el picadillo y un langostino, si nos gusta podemos añadirle un  poco de reducción de vinagre de Módena que es mas suave, añadimos los tomatitos a lo largo de la bandeja y ya estará listo para comer.





16 agosto 2014

Galletas de avena y chocolate

Es bien curioso que a veces piensas que has hecho algo y después resulta que no fue así. Yo pensaba que ésta receta ya la había puesto en el blog, la busco y mi sorpresa ha sido que no, el caso es que recuerdo que incluso hice la foto. Lo habré soñado?, jajaja. Bueno pues nunca es tarde, así que ahí van las típicas galletas de avena, ésta vez con pepitas de chocolate.



Ingredientes:
120 grs. de copos de avena
80 grs. de harina
75 grs. de azúcar moreno
1/4 de cucharadita de levadura química
Una pizca de sal
Una cucharadita de esencia de vainilla
75 grs. de aceite de oliva virgen extra
Un huevo
Pepitas de chocolate

Encendemos el horno a 180°.  Colocamos en un cuenco los copos de avena, la harina, el azúcar, la levadura y la sal, lo removemos con una cuchara para que se mezcle todo. En otro cuenco mezclamos el huevo con el aceite y la esencia de vainilla. Unimos las dos preparaciones.
Preparamos una bandeja de horno con papel de hornear y vamos colocando montoncitos de la mezcla, le vamos poniendo algunas pepitas de chocolate por encima y lo aplanamos un poco.
Metemos la bandeja en el horno caliente durante 12 minutos con calor arriba y abajo, apagamos el fuego y lo dejamos 2 minutos, después sacamos las galletas y las dejamos enfriar sobre una rejilla.
Quedan muy crujientes y sabrosas.

27 julio 2014

Ossobuco de ternera


Este es un plato que requiere mucho tiempo de cocción si queremos que la carne quede tierna y melosa. Pero hoy en día con las ollas super.rápidas lo podemos tener listo en media hora.


Ingredientes:
6 trozos de jarrete de ternera con su hueso incluido
2 zanahorias
1 pimiento verde
Una cebolla
2 dientes de ajo
1/4 de tomate natural triturado
Un vaso de caldo de carne
Un vasito de vino blanco seco
Harina para rebozar la carne
Orégano, pimienta, sal
Aceite

Pasamos las rodajas de carne por la harina y las doramos un poco en aceite en la misma olla rápida, las reservamos.
Preparamos el sofrito en el mismo aceite que ha quedado, picando la cebolla, el pimiento y las zanahorias, lo rehogamos y añadimos los ajos picados, lo dejamos unos 10 minutos y añadimos el vino, dejamos evaporar un poco para que pierda alcohol, añadimos el caldo y cuando arranque el hervor le echamos la carne y los tomates, sazonamos con las hierbas, sal y pimienta. Cerramos la olla dejando que cueza de 30 a 40 minutos, así conseguiremos que la carne se deshaga en la boca cuando la comamos, si lo cocemos de forma tradicional lo dejamos una hora y media y añadimos más cantidad de caldo.
Lo podemos acompañar de un arroz hervido que podemos saltear un poco con un par de dientes de ajo.
La foto está hecha antes de poner el arroz, me olvidé de hacer la foto definitiva.

25 julio 2014

Ensalada Cesar


La ensalada Cesar no esconde muchos secretos en su preparación, pero tiene una historia bien curiosa en su creación, existen muchas versiones pero voy a explicar la que creo es más fiable.
Fué creada un 4 de julio de 1924 en el hotel Cesar de Tijuana. Los hermanos Cardini se trasladaron al otro lado de la frontera de Estados Unidos para librarse de la ley seca que habían impuesto, se instalaron en Tijuana regentando el hotel Cesar, al estar cerca de California los artistas de Hollywood se desplazaban allí para saltarse la ley y aviadores conocidos de Cardini, que habían combatido en la Primer Guerra Mundial . Ese día recibió la visita de varios amigos aviadores pero se encontraron que la cocina había quedado vacía, sin posibilidad de preparar más platos y solamente con las sobras del día, pero les dijo ahora mismo voy a ver lo que hay y os preparo algo, cogió las lechugas y cosas de aquí y allá, queso, salsa inglesa, aceite, pan, mostaza, huevos.... Y se puso a prepararlo allí mismo mientras conversaba con sus amigos, quedaron tan contentos que así se convirtió en la "ensalada de los aviadores" y éstos mismos pilotos fueron explicando las excelencias de la famosa ensalada en la base aérea de San Diego y empezaron a ir los pilotos a probarla y a raíz de ellos, también se enteraron los artistas que al viajar tenían relación con los pilotos y se lo iban explicaron. A partir de entonces el mundo artístico del recién creado Hollywood, para dar a conocer dónde daban de comer esa deliciosa ensalada le llamaron Ensalada Cesar por el Hotel Cesar, ellos fueron quienes le pusieron el nombre que hoy es mundialmente conocido.



Ingredientes:
Unas hojas de lechuga romana
Un huevo
Zumo de limón
Aceite, sal y pimienta
Queso parmesano rallado
2 dientes de ajo
Anchoas en conserva
Una cucharadita de mostaza
Salsa Perrins (no le puse) 
Pan tostado 

Limpiamos la lechuga, la secamos bien, como eran las hojas muy grandes las corté, pero si lo hiciese con cogollos de Tudela o lechuga pequeña las dejaría enteras.
Preparamos la salsa, un poco a mi manera, cocemos el huevo un minuto, lo pasamos automáticamente por agua muy fría para parar la cocción, así lo esterilizamos. Picamos el ajo lo Ponemos en el vaso de la Minipimer junto con el huevo, un chorrito de zumo de limón, un poquito de sal y preparamos una mahonesa, añadiendo el aceite. Una vez hecha la aclaramos con una cucharada de agua, añadimos una cucharadita de mostaza, el queso Parmesano, seguimos mezclando,  ha de quedar un poco claro.
Colocamos en una ensaladera grande de madera (si es posible, si no en una de cerámica, nunca de metal) unas cucharadas de la salsa, le añadimos la lechuga y vamos dando vueltas hasta ver todas las hojas impregnadas de salsa, le añadimos las anchoas picadas, un poquito de Parmesano y los costrones de pan frito. Esta vez no le puse pan y lo sustituí por tres placas de lasaña que me habían sobrado, las corté a tiras y las freí,  fué el sustituto del pan y quedó muy crujiente.



23 julio 2014

Patatas riojana a los tres pimientos

Este es un plato muy socorrido en nuestra cocina, a veces no tienes muchos ingredientes en la despensa y siempre va bien echar mano a lo más sencillo, no por ello deja de ser un plato rico y consistente.


Ingredientes:
Patatas
Pimientos (verde, rojo y amarillo)
Media cebolla
Una cucharada de tomate frito
2 dientes de ajo
Chorizo 
Pimentón (dulce o picante, al gusto)
Una hoja de laurel
Aceite
Sal

Empezamos pelando las patatas y cortándola en trozos medianos, las reservamos en agua para que no se pongan negras.
Cortamos la cebolla y los pimientos en trocitos no muy pequeños, para que se vean, picamos los ajos pequeños y el chorizo en rodajas.
Ponemos una cazuela al fuego, echamos dos cucharadas de aceite lo calentamos y vamos añadiendo la cebolla y los pimientos, lo rehogamos 3 minutos, añadimos el ajo picado y dejamos que se vaya rehogando todo junto unos minutos más, añadimos una cucharada de tomate frito, el chorizo y una hoja de laurel.
Una vez tenemos el sofrito hecho, le añadimos las patatas y el pimentón, le damos unas vueltas para que se impregne todo y le echamos agua (puede ser con una pastilla de caldo concentrado para que le de más sabor, pero no es necesario) que las cubra, salpimentamos y dejamos cocer 20 minutos.
Antes de servir se puede dejar reposar 20 minutos, pero no mucho más porque las patatas se pondrían duras .

05 julio 2014

Clafouties

Un típico postre de la repostería francesa, queda una textura como si fuese un flan o puding. Para realizar la receta al pie de la letra se ponen las cerezas con hueso, yo no lo hice, lo quité y comprobé porqué lo hacen así, puesto que al cocerse las cerezas van soltando su jugo lila y tiñen la mezcla, como podéis comprobar en la segunda foto, aunque el sabor es delicioso.



Ingredientes:
1/2 kilo de cerezas deshuesadas
100 grs. de azúcar
3 huevos
200 ml. de nata
50 ml. de leche
30 grs. de harina de almendra
Una cucharadita de extracto de vainilla
Una cucharada de ron Elixir


Calentamos el horno a 200º. Untamos el molde con mantequilla y lo espolvoreamos de azúcar, lo repartimos bien.
Mezclamos los huevos con el azúcar, la nata y la leche, añadimos la harina de almendra, la vainilla y el ron, moviendo bien para que no queden grumos.
Echamos en el molde las cerezas deshuesadas cubriendo toda la base, añadimos la mezcla encima.
Horneamos a 180° con aire durante media hora, comprobamos con una brocheta que el centro esté cuajado y si hace falta se deja un poco más.
Se sirve espolvoreado de azúcar glas, pero esta vez no lo hice para que se viesen bien las cerezas.



04 julio 2014

Eiskaffee



Para éste delicioso refresco no se necesitan muchos ingredientes, eso sí, es multicalórico, pero y lo bien que sientan los helados para refrescar las tardes calurosas de verano.
Este tipo de café me lo sirvieron la primera vez en Viena y se me quedó grabado, qué rico fué!, tanto es así que lo he pedido en muchos lugares y nunca me entendían lo que les pedía, solamente en una heladería del Berlín Este no me hicieron repetir ni me pusieron cara extraña y acertaron.
En éste caso lo hice corto de café porque era bastante tarde, pero se suele llenar de café hasta dejar dos dedos del borde y acabarlo con nata y virutas de chocolate.



Ingredientes:
Un vaso de cafe frio
Dos bolas de helado de vainilla
Nata montada
Virutas de chocolate

Preparamos el cafe unas horas antes para tenerlo frio en el refrigerador, le podemos añadir una cucharadita de azúcar cuando está caliente porque así se disuelve mejor, ésto es al gusto del consumidor.
En un vaso largo ponemos el cafe bien frio, dos bolas de helado de vainilla, nata montada en spray para que quede más aireado y lo coronamos con virutas de chocolate.
Le colocamos una cañita y una cuchara larga para ir comiendo el helado, mmmm qué rico!


29 mayo 2014

Patatas con gambas

Si a unas sencillas patatas guisadas le añadimos gambas ya tenemos un plato de fiesta. Sabemos que las patatas absorven todos los sabores que las acompañan, dando lugar a que, a veces son más sabrosas las patatas que el acompañamiento, en este caso es así puesto que las cabezas de las gambas al refreirlas con anterioridad, les hemos extraido toda su esencia para después crear el fondo de caldo que necesitamos para cocer las patatas.



Ingredientes:
Patatas
300 grs de gambas
Una cebolla
Una zanahoria
Un trozo de pimiento rojo
Una hoja de laurel
Una cucharadita de harina
50 ml de vino de Jerez
Una cucharadita de pimentón dulce
Perejil picado
Sal, pimienta y aceite


Pelamos las gambas reservamdo las colas para el final de la cocción, pelamos y troceamos las patatas, en éste caso como era para dos personas le puse 5 de tamaño mediano. Preparamos las verduras troceándolas bien pequeño, la cebolla, la zanahoria y el pimiento.
Ponemos en una cazuela aceite y la mitad de la cebolla, la rehogamos un poco echando a continuación las cabezas de gambas, seguimos rehogamdo, salpimentamos un poco y echamos agua hasta cubrir (calculamos la necesaria para poder cocer las patatas, si es en olla rápida necesitaremos menos que si es en cocción tradicional), dejamos cocer 15 minutos, colamos y reservamos.
En una cazuela o en la olla rápida ponemos dos cucharadas de aceite, añadimos la cebolla, zanahoria y pimiento, dejamos rehogar hasta ver la cebolla transparente, añadimos las patatas, una cucharadita de harina, le damos unas vueltas y añadimos el jerez, dejamos reducir un poco, añadimos el pimentón, rectificamos de sal y pimienta y añadimos el caldo de gambas. Dejamos cocer si es en olla rápida 5 minutos, si es en tradicional entre 10 y 15 minutos. 
Abrimos la olla, echamos las colas de las gambas,  las dejarlas 3 minutos para que se cuezan lo justo, así quedan más gustosas y nada secas
Emplatamos, espolvoreamos de perejil picado, servimos y ... Bonprofit!.


24 mayo 2014

Coscarana

Otra receta que me evoca a los sabores de mi niñez. Esta coca se hacía por Pascua y solían ponerle huevos duros y longaniza en su interior, después cubierta de azúcar, qué contraste no?, para que veamos que las mezclas de dulce y salado no son cosa nueva. Esta vez como no nos va ese relleno las he preparado con nueces y almendras fileteadas. Seguro que veréis que es como una masa de brioxe, pero ésta vez no se pone mantequilla sino aceite, ésto es debido a que en las zonas rurales la mantequilla era un producto de lujo, en cambio el aceite es de producción propia.


Ingredientes:
500 grs de harina de fuerza
2 huevos M
70 grs de azúcar
70 grs de leche
70 grs de agua
70 grs de aceite
25 grs de levadura
2 cucharadas de agua de azahar

Templamos el agua y deshacemos la levadura en ella, lo ponemos en el cuenco de la amasadora, añadimos la leche, azúcar, huevos, aceite y 300 grs de harina, lo mezclamos con la pala mezcladora hasta formar   una masa muy tierna, añadimos el agua de azahar.
Cambiamos la pala por el gancho de amasar y vamos incorporando harina hasta completar los 450 grs, el resto veremos si la masa lo necesita, puesto que depende de muchos factores, como la humedad o el tipo de harina. Amasamos unos 10 minutos, si vemos que está un poco tierna la dejamos reposar 5 minutos y vamos amasando un minuto, ésto lo podemos repetir un par de veces, así conseguimos que se desarrolle el gluten, poco a poco veremos que la masa se va enrollando en el gancho y se desprende de las paredes del cuenco, éste es el momento que ya tendremos la masa lista.
Dejamos reposar la masa en el cuenco tapado con film hasta ver que ha doblado de volúmen.
Engrasamos la encimera y echamos la masa sobre ella, desgasificamos y la dividimos en tantas porciones como cocas queramos hacer, boleamos y las vamos colocando en las bandejas de horno, aplastamos las bolas y las extendemos, porque queremos que sean cocas y no bollos, volvemos a dejar reposar más o menos una hora o hasta ver que han crecido, si hace calor será menia hora si no hace calor puede ser más tiempo.
Calentamos el horno a 200º calor arriba y abajo. 
Untamos las cocas con huevo batido, le colocamos los frutos secos, en éste caso fué de nueces y almendras y lo cubrimos con azúcar, horneamos durante 15 o 20 minutos, si vemos que se dora muy rápido, lo dejamos solo con calor por abajo, pero han de quedar doradas


19 mayo 2014

Rosquillas huecas o Almojábanas

Una nueva receta para recuperar los sabores de mi niñez, dicen que mi abuela tenía una mano estupenda para hacer éstas pastas, que era muy difícil encontrarles el punto porque había que trabajarlas bien y añadirle la cantidad de huevo justa para darle la consistencia adecuada a la masa, aunque no conservo sus recetas me he propuesto recuperarlas por mi cuenta.
Son ideales para rellenar o para ponerles un glaseado blanco.
Como podréis comprobar es la masa típica de profiteroles o lionesas, pero aqui no le ponemos mantequilla sino aceite, por eso se les suelen llamar rosquillas huecas o almojábanas, son típicas del Bajo Aragón.


Ingredientes:
125 grs. de harina
125 grs. de aceite
125 grs. de agua
20 grs. de azúcar
3 o 4 huevos (yo puse 4 tamaño M)
Para espolvorear azúcar grano o glas

Ponemos en una cazuela el agua, azúcar y aceite, cuando empiece a hervir echamos la harina de golpe, vamos removiendo con una cuchara de madera hasta que se vaya formando una masa que se desprenda de las paredes del cazo, lo apartamos del fuego para que se enfríe un poco. En éste punto tenemos dos posibilidades o hacerlo a mano o con el robot y la pala mezcladora, vamos echando de uno en uno los huevos, no echando el siguiente hasta ver que la masa ha absorvido bien todo el huevo. Al final queda una masa muy blanda, por eso yo suelo ponerla en una manga pastelera y voy distribuyendo montoncitos del tamaño de una nuez en una bandeja para horno, puede ser cubierta con silpat o con papel de hornear, sobre todo debemos dejar espacio porque crecen en el horno. Cuando estén todos colocados me mojo un dedo en aceite y le voy haciendo un agujero en medio, así queda la forma de la rosquilla.
Ponemos el horno a 200º con calor arriba y abajo, cuando esté caliente lo horneamos por espacio de 25 minutos, después lo puse 5 minutos a 170° con aire, así quedan más secas y no se bajan.
Una vez fuera del fuego le podemos poner azúcar glas, o azúcar normal y si gusta se puede añadir canela. Como quedan huecas por dentro son ideales para rellenar con nata, crema o ganache de chocolate, ésta vez las hice solas que es como las comía en casa de mi abuela.







24 abril 2014

Lemon curd

Siempre me ha parecido un poco complicado, además de que me da mucho respeto el utilizar el huevo crudo para postres, aunque en ésta receta está cocido a baja temperatura, por eso me dió un poco de confianza. Con la receta de Kanela y limón me decidí, la encontré muy sencilla y rápida de preparar.





Ingredientes:
80 ml. de zumo de limón
Piel rallada de un limón
125 grs. de azúcar
15 grs. de maizena
3 huevos
30 grs. de mantequilla
Pizca de sal

Batimos los huevos y le añadimos el resto de ingredientes a excepcióno de la mantequilla. Introducimos el cuenco en el microndas durante 4 minutos pero vamos parando en cada minuto para removerlo con una espátula, es posible que en el ultimo minuto ya no lo necesite y sea suficiente con 30 segundos. Agregamos ña mantequilla y vamos dando vueltas hasta que se haya fundido e incorporando a la crema, la dejamos enfriar .
Ya la tenemos lista para utilizar, se puede guardar en un tarro en el frigorífico durante varios dias o si lo preferimos la podemos congelar.


Que mejor que probar el lemoncurd con unos cuadrados de hojaldre, estaban deliciosos y nada dulce ni empalagoso, incluso podría añadir un poquito más de azúcar, cosa rara en mi puesto que siempre le voy quitando a todas las recetas que pruebo.