Bon profit - Buen provecho - Good Apetit - Bon Appétit - Buon appetito - Guten Apetit - on egin - eet smakelijk - hyvää ruokahalua - smaklig måltid - bo apetito - kos deg med maten - Καλή σας όρεξη - En Guete - Приятного аппетита - Smacznego - dobrou chuť- Hyvää ruokahalua - Dober tek - Dobrú chuť - mabuting gana- Dobar tek - شهية طيبة - つかむ -

25 diciembre 2014

Canelones de carne

Siempre había preparado los canelones mi madre para Navidad y es que le salen muy buenos, por eso me daba mucho respeto, porque veía que tenían mucho trabajo. Pero éste año me he lanzado a elaborarlos, de una manera un poquito diferente y no ha defraudado.
La receta es de Mireia Carbó, como lo explica tan bien me pareció la mar de sencillo, y así es, si seguimos sus pasos no se hace nada pesado.


Ingredientes:
300 grs. de carne de ternera
250 grs. de carne de cerdo
Una pechuga y un muslo de pollo deshuesado
Dos tomates
Dos cebollas
Dos zanahorias
Un puerro
Un pimiento verde
Dos ajos
100 ml de vino rancio
Una lata de paté de foie
Dos trozos de pan de miga
200 ml. de leche
Aceite, sal y pimienta

Para la bechamel
Un trocito de cebolla bien picada
60 ml. De aceite
60 grs. de harina
3/4 l. De leche
Sal y nuez moscada

Queso rallado para gratinar

Cortamos toda la carne en trozos regulares, ni muy grandes ni muy pequeños, cortamos también las verduras, lo ponemos todo en una bandeja para horno, salpimentamos le añadimos aceite y mezclamos para que se distribuya bien. 


Calentamos el horno a 180° e introducimos la bandeja. Lo horneamos durante media hora y le añadimos el vino rancio, le damos unas vueltas y lo volvemos a introducir en el horno otra media hora más o menos, dándole unas vueltas de vez en cuando para que se quede bien rustida por todos lados.
Lo sacamos del horno y le añadimos el paté de foie y el pan remojado en leche, mezclamos con una cuchara de madera y lo vamos picando por partes para que se quede bien fino. Colocamos la mezcla en una manga grande y reservamos.
Preparamos la bechamel que yo la hago sofriendo un poquito de cebolla en el aceite pero teniendo mucho cuidado que no se dore, haciéndolo a fuego lento, cuando esté transparente le añadimos la harina, dejamos cocer un poco y le vamos añadiendo la leche moviendo con un batidor para que no se hagan grumos, cuando veamos una textura como natillas la apartamos y la cubrimos con papel film.
Hervimos las placas en agua hirviendo, según las instrucciones del fabricante, enfriamos sobre un paño.


Rellenamos las placas ayudándonos de la manga, los cerramos y los vamos colocando en la bandeja del horno que tendremos preparada con un poco de bechamel en la base, acabamos echando el resto de la bechamel y cubrimos con el queso rallado, 
Los horneamos 10 minutos con calor arriba y abajo y los gratinamos 5 minutos.

Cuando los preparo para Navidad los hago con alguna semana de tiempo y los congelo por separado, después los pongo en bolsas al vacio y así no ocupan tanto. Una vez que los quiero utilizar los saco un dia antes y los dejo en la nevera, así tienes trabajo adelantado.












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada