Bon profit - Buen provecho - Good Apetit - Bon Appétit - Buon appetito - Guten Apetit - on egin - eet smakelijk - hyvää ruokahalua - smaklig måltid - bo apetito - kos deg med maten - Καλή σας όρεξη - En Guete - Приятного аппетита - Smacznego - dobrou chuť- Hyvää ruokahalua - Dober tek - Dobrú chuť - mabuting gana- Dobar tek - شهية طيبة - つかむ -

15 marzo 2015

Tarta de queso japonesa con mermelada de naranja amarga y chocolate

Una idea que me vino así de repente. Tenía tarta, mermelada y chocolate. Una combinación perfecta.


Ingredientes:
Un trozo de tarta de queso
4 cucharadas de mermelada de naranja amarg
Media pastilla de chocolate negro
Unas estrellitas para decorar

Corté un trozo de tarta rectangular, la puse invertida, es decir la base arriba. 
Deshacer en el microondas el chocolate, primero un minuto, le damos vueltas con una espátula y después de 10 en 10 segundos removiéndolo con la espátula cada vez que lo sacamos del micro. Una vez bien deshecho lo eché sobre los laterales de la tarta. Por encima le puse la mermelada.
Acabé de adornarlo con las estrellitas azucaradas.



14 marzo 2015

Rocas de chocolate con frutos secos y neulas

Cuando he de utilizar un poco de chocolate fundido siempre me sobra, pero desde que descubrí las rocas que lo aprovecho todo en el momento.
Esta vez le eché unas almendras tostadas, avellanas y nueces. Pero también le añadí unas cuantas neulas partidas toscamente con las manos.


Lo mezclamos todo, formamos unos montoncitos sobre un silpat y dejamos enfriar.
Un bocado exquisito.

13 marzo 2015

Tarta de queso japonesa muy esponjosa

Realmente ésta es la tarta de queso más ligera y esponjosa que he comido. Tiene una elaboración muy sencilla, el único inconveniente es el baño maría, pero se puede solucionar colocando una cazuela más pequeña dentro de otra más grande con agua, yo lo solucioné colocando un cuenco de pyrex dentro de la cazuela y me ajustaba perfecto sin moverse y así poder mezclar bien con el batidor. El molde lo forré con papel, pero si solamente ponemos la base también es idóneo porque una vez cocido se desprende muy fácilmente de las paredes. Otro punto importante es que una vez acabada la coción lo dejé dentro del horno con la puerta un poquito abierta, y cuando lo saqué le di la vuelta para que se acabara de enfriar, con ésto conseguimos que no se desinfle tanto.



Ingredientes:
6 huevos
250 grs.  de queso Mascarpone
50 grs. de queso crema
150grs. de azúcar
50 grs. de mantequilla
100 ml. de leche
40 grs. de harina
40 grs. de fécula de maiz
Una cucharada de esencia de vainilla
Pizca de sal
1/4 de cucharadita de cremor tártaro


Calentamos el horno a 160°. 
Forramos un molde rectangular grande, el mio de 31x22, con papel de hornear engrasado.
Tamizamos las harinas junto con la sal.
Separamos las claras y las yemas de los huevos.
Ponemos al fuego una cazuela amplia con agua, colocamos encima un cuenco o si no se dispone de él ponemos otra cazuela más pequeña. Echamos la leche, la mitad del azúcar, la mantequilla y los quesos, con un batidor vamos removiendo hasta que todo esté bien deshecho y quede una crema suave, vamos incorporando las yemas de una en una sin dejar de mezclar, añadimos la harina mezclando bien. Sacamos el cuenco del baño maría añadimos la vainilla y dejamos reposar para que se enfríe.
Montamos las claras con el cremor tártaro y el resto del azúcar hasta que estén bien firmes.
Le echamos un tercio de las claras a la crema, removemos bien con el batidor y seguidamente lo añadimos al cuenco de las claras batidas con movimientos envolventes para que no se bajen. Una vez no queden grumos lo echamos sobre el molde.
Colocamos una bandeja de horno con dos dedos de agua caliente, ponemos dentro el molde con la crema, horneamos durante 50 minutos. Apagamos el fuego, dejamos la bandeja dentro con la puerta un poquito abierta durante 20 minutos, Sacamos la tarta, la desmoldamos y la invertimos sobre una rejilla. Como he visto que estaba muy tierna la base, la he dejado dentro del horno apagado unos 10 minutos más, así ha quedado más consistente para manipularla.
Se puede espolvorear con azúcar glas por encima porque no es muy dulce, pero a nosotros nos ha gustado así. Es deliciosa.

Fuente   Aquí y aquí

27 febrero 2015

Anko

Con las judías azuki los japoneses preparan una especie de mermelada para rellenar tortitas o los típicos mochis. 



Ingredientes:
100 grs. de judias azuki
40 grs. de azúcar moreno
40 grs. de azúcar blanquilla
Una pizca de sal

Lavamos las judias. Ponemos agua en un cazo, cuando arranque a hervir echamos las judias, dejamos cocer suavemente 10 minutos, colamos. Volvemos a poner el cazo en el fuego con las judias, cubrimos de agua, las cocemos a fuego muy bajo, vamos limpiando la espuma que pueda producir, las asustamos de vez en cuando echándole un poco de agua fria. Estarán cocidas cuando las notemos tiernas. Las colamos, volvemos a ponerlas al fuego y le vamos incorporando el azúcar dando vueltas a la vez que las aplastamos con la mano del mortero. Cuando veamos que está todo chafado le añadimos la sal, le damos unas vueltas, apartamos del fuego y reservamos para que se enfríe.