Bon profit - Buen provecho - Good Apetit - Bon Appétit - Buon appetito - Guten Apetit - on egin - eet smakelijk - hyvää ruokahalua - smaklig måltid - bo apetito - kos deg med maten - Καλή σας όρεξη - En Guete - Приятного аппетита - Smacznego - dobrou chuť- Hyvää ruokahalua - Dober tek - Dobrú chuť - mabuting gana- Dobar tek - شهية طيبة - つかむ -

30 enero 2016

Gianduja en hojaldre

Con el praliné de la receta anterior podemos preparar una gianduja de avellanas deliciosa, es como una Nutella pero casera. Esta vez rellené un hojaldre, pero también está muy bueno dentro de unos bollitos de brioxe o para rellenar una tarta.

  
  


Ingredientes:
Praliné de avellana
300 grs. de chocolate con leche
Dos láminas de hojaldre redondas

Calentaremos el horno a 200° con calor arriba y abajo.
Para preparar la gianduja, fundiremos el chocolate al baño maría, cuando esté bien clarito le iremos añadiendo el praliné en tres partes para que se mezcle muy bien.
Extenderemos la primera lámina de hojaldre, le añadiremos la gianduja por toda la base sin que llegue a los bordes, cubriremos con la otra lámina de hojaldre y colocaremos un cuenco invertido y pequeño en el centro, a partir de él iremos cortando con un cuchillo bien afilado los 4 radios, volveremos a cortar otros 4 radios en la mitad de éstos y una tercera vez, así nos quedarán 16 trozos. Cojeremos dos de ellos que estén juntos y giraremos uno hacia el lado derecho y el otro al lado izquierdo formando un tirabuzón de 4 vueltas, los uniremos un poco por la punta, así haremos con todos los trozos y formaremos un sol, retiraremos con cuidado el cuenco.
Hornearemos durante media hora con calor por abajo, deberemos vigilar porque cada horno se comporta diferente, así que a partir de 20 minutos se va controlando, si vemos que está muy blanco le podemos poner calor por arriba también y si vemos que está muy dorado podemos bajar la temperatura a 180º.
Una vez fuera del horno lo dejamos enfriar sobre una rejilla y espolvoreamos con azucar glas.

28 enero 2016

Praliné de avellana

El praliné es una crema deliciosa con todo el sabor de la avellana, ideal para una metienda untada en una tostada .
Normalmente la fórmula es TxT es decir igual cantidad de avellana (también podría se almendra) que de azúcar.



Ingredientes:
200 grs. de avellanas tostadas
200 grs. de azúcar glas
40 grs. de aceite de girasol o de oliva virgen extra suave

Picaremos las avellanas con una picadora hasta dejarla polvo, seguidamente añadiremos el azúcar glas, continuaremos picando, más que nada para que se mezcle bien. Le incorporamos 20 grs. de aceite, seguimos picando y bajando la mezcla que se queda en las paredes del vaso, si vemos que es muy densa la mezcla le podemos añadir el resto del aceite (yo necesité los 40 grs. ).
Cuesta un poco pero al final la avellana va desprendiendo su aceite y se va viendo la crema más ligera. Cuando sea una crema semilíquida ya la tendremos preparada.
Al probarla la encontré demasiado dulce, por lo que si es para tomarla tal cual le reduciría un poquito el azúcar, pero ésta vez lo dejé así porque prepararé Gianduja para rellenar una trenza de hojaldre.


18 enero 2016

Trenzas con aceite de oliva

Esta vez cambié los bollitos por éstas trenzas que han salido espectaculares y en vez de mantequilla les puse aceite de oliva virgen extra del Bajo Aragón que es muy suave y es el que recomiendan para aliño de ensaladas .



Ingredientes:
250 ml. de leche
100 grs. de aceite de oliva virgen extra
50 grs. de azúcar
40 grs. de levadura fresca o 14 grs. de liofilizada
2 huevos
525 grs. de harina de fuerza
Una cucharadita de sal
Una cucharadita de pasta de vainilla


Mezclamos la leche, el aceite y el azúcar, lo disolvemos bien y calentamos 30 seg.  en el microondas para templarlo, añadimos la levadura y la disolvemos.
En el cuenco de la amasadora ponemos la harina y la sal, añadimos la mezcla anterior y ponemos en marcha la amasadora con el gancho, añadimos los huevos batidos y la pasta de vainilla.
Amasamos durante 15 minutos en intérvalos de 5 minutos dejando reposar otros 5 minutos, así varias veces hasta ver que la masa ya no se pega tanto a las paredes del vaso. Boleamos y dejamos reposar media hora hasta ver que ha doblado.
Dividimos la masa en 8 trozos o más si las queremos más pequeñas, a mi me salieron de unos 20 cm. Para formar la trenza cortamos una tercera parte y la estiramos en forma de churro, reservamos y estiramos la otra parte que será el doble de larga, la doblamos en forma de V invertida, añadiendo la tercera pata en el vértice superior y así podremos ir formando la trenza, la colocamos en la bandeja del horno y untamos con huevo batido, dejamos reposar unas dos horas, pero si tenemos prisa podemos acelerar el levado calentando el horno a 50° e introducimos las dos bandejas dentro, así en media hora ya habrá doblado el volúmen, sacamos las bandejas volvemos a pintar con huevo y le ponemos un poco de azucar por encima.
Calentamos el horno a 250°, bajamos la potencia a 200° y ponemos la bandeja dentro durante 10 o 15 minutos, depende de cada horno.
Han quedado espectaculares, tiernas por dentro y doradas por fuera.
Os apetece una rellena de nata?.... Deliciosa.


03 enero 2016

Roscón frabisa


Cada año me gusta cambiar de receta del roscón de reyes, éste año he preparado la de Frabisa, me ha contrariado porque pensaba que no me saldría bien, pues parecía que o le faltaba líquido o le sobraba harina, pero poco a poco, dejando pausas entre los amasados y con mucha paciencia, parece que ha salido bien y han dado para dos roscones super grandes. De hecho he tardado todo el dia en prepararlo, hasta la noche no lo horneé.


Ingredientes:
Fermento
100 grs. harina fuerza
70 grs. de leche
10 grs. de levadura fresca o 2 grs. liofilizada
Una cucharadita de azúcar

Masa final
60 grs. de leche
100 grs. de azúcar
Ralladura de la piel de un limón y una naranja
3 huevos L
15 grs. de levadura fresca o 5 grs.  liofilizada
30 grs. agua de azahar
450 grs. de harina de fuerza
Una pizca de sal
90 grs. de mantequilla
Un huevo batido para pintar

Para decoración
Azúcar un poco húmeda
Fruta confitada (naranja, cerezas, etc)
Pepitas de chocolate
Almendra laminada


El dia anterior preparamos el fermento, templamos la leche y disolvemos la levadura y el azúcar, y acto seguido vamos incorporando la harina hasta formar una masa lisa, amasamos un poco, boleamos y la dejamos reposar hasta el ida siguiente en un lugar fresco o en la nevera.
Por la mañana del dia siguiente preparamos la masa final. Separamos dos cucharadas de leche para disolver la levadura, reservamos.
En el cuenco de la amasadora ponemos la harina, la sal, el azúcar, la leche, el agua de azahar, y el fermento cortado en trocitos, ponemos la pala mezcladora comenzamos a mezclarlo todo y vamos añadiendo los huevos de uno en uno y las ralladuras de cítricos. 
Cambiamos la pala por el gancho amasador, amasamos 10 minutos y dejamos reposar 5 minutos.
Cuando veamos que ya tiene una textura tersa añadimos la levadura con cuidado y poco a poco, seguimos amasando en periodos de 5 minutos y reposo de 10 minutos unas 3 veces, poco a poco veremos que la masa queda más tersa y brillante, al final le añadimos la mantequilla fria y cortada en pequeños cubitos, vamos amasando en periodos cortos para que no se caliente la masa, cuando se haya integrado veremos que se forma una bola alrededor del gancho y ya no se pega en las paredes del vaso, ésta será la señal de que ya está lista la masa. Si queremos añadirle pepitas de chocolate éste es el momento, en el último amasado y después  boleamos.
Engrasamos un cuenco amplio colocando la masa dentro, la tapamos con film y un paño encima, la dejamos reposar hasta ver que ha doblado el volúmen, éste paso puede durar varias horas, yo la dejo dentro del horno apagado porque allí no tiene cambios de temperatura.
Cuando haya doblado la sacamos del cuenco, engrasamos un poco la encimera y la desgasificamos, amasándola un poco, boleamos y dejamos reposar 10 minutos.
Podemos preparar un roscon supergrande o dos más medianos, en éste caso dividimos la masa en dos.
Nos engrasamos las manos y vamos formando el roscón metiendo un dedo en el medio y abriéndolo poco a poco, ha de quedar bastante abierto porque ha de volver a aumentar de tamaño, para que no se cierre el círculo se puede poner en medio un vaso o un cuenco pequeño boca abajo. Dejamos reposar en la bandeja que se va a hornear cubierta con papel, pintamos el roscón con huevo batido y lo volvemos a dejar en el horno hasta ver que ha doblado el tamaño.
Sacamos la bandeja, volvemos a pintar de huevo y lo podemos decorar como más nos guste, con fruta confitada o con almendras y azúcar húmeda.
Calentamos el horno a 200° con calor por arriba y abajo. Introducimos la bandeja y lo cocemos 15 minutos, bajamos la temperatura a 180° y lo dejamos 10 o 15 minutos más, se puede dejar reposando un poco cuando ya está apagado para que se acabe de dorar, si se ve que se dora demasiado antes de éste tiempo, podemos taparlo con papel de aluminio.